GEORG HEYM.”EXPRESIONISTA ALEMÁN”.POEMAS.1887-1912

2619410617

Georg Heym

Georg Heym.

Georg Heym (Hirschberg30 de octubre de 1887 – Berlín16 de enero de 1912) fue un escritor expresionista alemán.

English: Signature of Georg Heym
English: Signature of Georg Heym (Photo credit: Wikipedia)

English: Signature of Georg Heym (Photo credit: Wikipedia)

Nació en Hirschberg, en la Baja Silesia (actual Jelenia Góra). A lo largo de su corta vida estuvo constantemente en conflicto con las convenciones sociales. Sus padres, miembros de la clase mediaguillermina, tenían problemas para comprender el comportamiento rebelde de su hijo. La propia actitud de Heym hacia sus padres fue paradójica: por una parte tenía un profundo afecto hacia ellos, pero, por otra, una fuerte resistencia a cualquier intento de suprimir su individualidad y autonomía.

Else Lasker-Schüler ca. 1890
Else Lasker-Schüler ca. 1890 (Photo credit: Wikipedia)

Else Lasker-Schüler ca. 1890 (Photo credit: Wikipedia)

En 1900 se trasladó a Berlín, y comenzó, sin éxito, a asistir a una serie de diferentes escuelas. Finalmente, llegó al Friedrich-Wilhelms-Gymnasium de Neuruppin, en Brandemburgo. Estaba muy insatisfecho, y como una forma de lograr alguna liberación comenzó a escribir poesía. Después de su graduación se fue a estudiar derecho a Würzburg, comenzando a escribir también obras deteatro. Sin embargo, los editores ignoraron su trabajo.

Market place of Jelenia Góra/Poland (German na...
Market place of Jelenia Góra/Poland (German name: Hirschberg) Deutsch: Marktplatz von Jelenia Góra (Polen) (Deutscher Name: Hirschberg) (Photo credit: Wikipedia)

Market place of Jelenia Góra/Poland (German name: Hirschberg) Deutsch: Marktplatz von Jelenia Góra (Polen) (Deutscher Name: Hirschberg) (Photo credit: Wikipedia)

En 1910 conoció al poeta y escritor Simon Guttmann, quien invitó a Heym a unirse al recién fundado Der Neue Club, círculo literario fundado por Kurt Hiller y Erwin Loewenson que se reunía en el Neopathetisches Cabaret, donde también acudían Else Lasker-SchülerGottfried Benn y Karl Kraus. Aunque el club no tenía un objetivo declarado real, todos sus miembros compartían un sentimiento de rebelión contra la cultura contemporánea y poseían un deseo de agitación política y estética. Allí la poesía de Heym atrajo inmediatamente elogios. En enero de 1911Ernst Rowohlt publicó el primer libro de Heym y el único que aparecería en vida: Tag der ewige.

Polski: Jelenia Góra, Polska: Plac Ratuszowy D...
Polski: Jelenia Góra, Polska: Plac Ratuszowy Deutsch: Hirschberg in Schlesien, Polen: Markt (Photo credit: Wikipedia)

Polski: Jelenia Góra, Polska: Plac Ratuszowy Deutsch: Hirschberg in Schlesien, Polen: Markt (Photo credit: Wikipedia)

Heym pasó por varios puestos de trabajo de tipo judicial, ninguno de los cuales ocupó durante mucho tiempo debido a su falta de respeto a la autoridad. El 16 de enero de 1912, Heym y su amigoErnst Balcke se fueron a patinar sobre el helado Havel, donde murieron ahogados; unos días más tarde encontraron sus cuerpos.

FUENTE: http://es.wikipedia.org

Berliner Gedenktafel für Georg Heym. Neue Kant...
Berliner Gedenktafel für Georg Heym. Neue Kantstraße 12/13, Berlin-Charlottenburg. Enthüllt am 30. Oktober 1987. (Photo credit: Wikipedia)

Berliner Gedenktafel für Georg Heym. Neue Kantstraße 12/13, Berlin-Charlottenburg. Enthüllt am 30. Oktober 1987. (Photo credit: Wikipedia)

FUENTE: http://www.amediavoz.com

Jelenia Góra, Poland: Teatr im. Cypriana Kamil...
Jelenia Góra, Poland: Teatr im. Cypriana Kamila Norwida, opened 1904 (Photo credit: Wikipedia)

Jelenia Góra, Poland: Teatr im. Cypriana Kamila Norwida, opened 1904 (Photo credit: Wikipedia)

ALGUNOS POEMAS DE GEORG HEYM

Ah, tus largas pestañas…

Ah, tus largas pestañas,
el agua oscura de tus ojos.
Déjame hundirme en ellos,
descender hasta el fondo.

Como baja el minero a la profundidad
y oscila una lámpara muy tenue
sobre la puerta de la mina,
en la umbría pared,

así voy yo bajando
para olvidar sobre tu seno
cuanto arriba retumba,
día, tormento, resplandor.

Crece unido en los campos,
donde el viento reside, con embriaguez de mieses,
el alto espino delicado
Contra el celeste azul.

Dame tu mano,
y deja que creciendo nos unamos,
presa de todo viento,
vuelo de aves solitarias.

que en verano escuchemos
el órgano apagado de las tempestades,
que nos bañemos en la luz de otoño
sobre la orilla de los días azules.

Alguna vez iremos a asomarnos
al borde de un oscuro pozo,
miraremos el fondo del silencio
y buscaremos nuestro amor.

O bien saldremos de la sombra
de los bosques de oro
para entrar, grandes, en algún crepúsculo
que roce tu frente con suavidad.

Divina tristeza,
ala de eterno amor,
alza tu cántaro
y bebe de este sueño.

Una vez alcancemos el final
adonde el mar de manchas amarillas
calladamente invade la bahía
de setiembre,

reposaremos en la casa
donde las flores escasean,
en tanto entre las rocas
tiembla un viento al cantar.

Pero del blanco álamo
que hacia el azul se eleva
cae una hoja ennegrecida
a descansar sobre tu nuca.

Versión de Ernst Edmund Keil
“Tres poetas expresionistas alemanes” Ediciones Hiperión 1998

Después de la batalla

En los sembrados yacen apretados cadáveres,
en el verde lindero, sobre flores, sus lechos.
Armas perdidas, ruedas sin varillas
y armazones de acero vueltos del revés.

Muchos charcos humean con vapores de sangre
que cubren de negro y rojo el pardo campo de batalla.
Y se hincha blanquecino el vientre de caballos
muertos, sus patas extendidas en el amanecer.

En el viento frío aún se congela el llanto
de los moribundos, y por la puerta este
una luz pálida aparece, un verde resplandor,
la cinta diluida de una aurora fugaz.

Versión de Jenaro Talens
“Tres poetas expresionistas alemanes” Ediciones Hiperión 1998

Deutsch:
Deutsch: “UMBRA VITAE” – nachgelassene Gedichte von Georg Heym (Photo credit: Wikipedia)

Deutsch: “UMBRA VITAE” – nachgelassene Gedichte von Georg Heym (Photo credit: Wikipedia)

Duermevela

La tiniebla cruje como un vestido,
los árboles vacilan en el horizonte.

Refúgiate en el corazón de la noche,
excava dentro de la oscuridad un escondrijo
como la abeja en el panal. Hazte pequeño,
baja de tu yacija.

Algo desea atravesar los puentes,
piafa curvando las pezuñas,
descarriadas, empalidecen las estrellas .

Como una anciana la luna se mueve
de un lado para otro
con el lomo encorvado.

Versión de Jenaro Talens

Ofelia

I
Ratas de agua anidan en su pelo,
y anillos en sus manos, que como aletas son
sobre las olas; nada en la sombría
selva grande que en el agua reposa.

El sol postrero que va errante y a oscuras
se hunde profundamente en su cabeza.
¿Por qué murió? ¿Por qué tan sola nada
sobre el agua que enreda los helechos?

El viento acecha en los espesos juncos
como mano que espanta los murciélagos.
Húmedos por el agua, con sus alas sombrías
en el oscuro río se alzan como humo,

como nocturnas aves. Largas anguilas blanquecinas
sobre el pecho resbalan. Una luciérnaga aparece
en su frente. Sus hojas llora un sauce
sobre ella y su pena silenciosa.

Georg Heym: Die Stadt
Georg Heym: Die Stadt (Photo credit: Wikipedia)

Georg Heym: Die Stadt (Photo credit: Wikipedia)

II
Granos. Sembrados. Y el rojo sudor en la mitad del día.
Los amarillos vientos de los campos duermen silenciosos.
Ofelia quiere dormir, un pájaro, se acerca.
Le abrigan, blancas, las alas de los cisnes.

Los párpados azules sombrean dulcemente
y entre el aire que brilla en las guadañas
sueña en el carmesí de algún abrazo
sueño eterno en su eterna sepultura.

Pasa, vuelve a pasar. Donde la orilla sueña
con el bullicio de la ciudad, y el río blanco
rompe diques y el eco largamente
retumba. Donde se oye, río abajo,

el son de llenas calles. Repique de campanas.
El silbido de un tren. Lucha. Cae al oeste
sobre cristales empañados una sorda luz crepuscular
en que con brazos gigantescos una grúa amenaza,

tirano poderoso, la frente ennegrecida,
Moloc al que rodean sus siervos de rodillas.
Carga de puentes que atraviesan con pesadez el río
tal si lo encadenaran, dura condenación.

Nada invisible que acompañan las olas.
Pero allí donde cruza ahuyenta multitudes,
con grandes alas, un pesar profundo
que ambas orillas ensombrece a lo ancho.

Pasa, vuelve a pasar. Cuando se entrega tarde a la tiniebla
el alto día oeste del verano,
donde en el verde oscuro de los prados reposa
el cansancio sutil de la tarde lejana.

Lejos la arrastra el río, mientras se hunde
en luctuosos puertos invernales.
Tiempo abajo. Por entre eternidades
cuyo horizonte humea como fuego.

Versión de Ernst Edmund Keil
“Tres poetas expresionistas alemanes” Ediciones Hiperión 1998

English: Kurt Hiller, 1903 Русский: Курт Хилле...English: Kurt Hiller, 1903 Русский: Курт Хиллер, 1903 (Photo credit: Wikipedia)

Última vigilia

Qué oscuras son tus sienes,
tus manos, qué pesadas.
¿Tan lejos ya de mí
que no me escuchas?

Bajo las llamaradas de la luz
estás tan triste y tan envejecida.
Tus labios cruelmente
crispados en eterna rigidez.

Mañana será ya todo silencio,
y quizá esté en el aire
todavía el crujir de las coronas,
y un olor a podrido.

Pero las noches cada año
se vacían aún más.
Aquí, donde yacía tu cabeza
y ligera fue siempre tu respiración.

Versión de Ernst Edmund Keil
“Tres poetas expresionistas alemanes” Ediciones Hiperión 1998

Jelenia Góra
Jelenia Góra (Photo credit: Wikipedia)

Jelenia Góra (Photo credit: Wikipedia)

Related articles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s