RAFAEL ALBERTI MERELLO (EL PUERTO DE SANTA MARÍA)

casa_roma_300

RAFAEL ALBERTI

Escuela (1)

BIOGRAFÍA  DE  ALBERTI

Rafael  Alberti  nace  en El Puerto de Santa María(Cádiz) el 16
de diciembre de 1902. En 1917 se trasladaba con su familia a
Madrid, para dedicarse a copiar pinturas en el Museo del Prado,
vocación que prefirió al bachillerato, que jamás terminaría.
La nostalgia de la bahía de Cádiz y los remordimientos tras la
muerte de su padre, le llevaron a refugiarse en la poesía y dejar
la pintura en un segundo plano. A partir de ese momento, iría
introduciéndose en la Residencia de Estudiantes, donde se
relacionaría con los padres de la Generación del 27(Dámaso
Alonso, Lorca, Gerardo Diego y Aleixandre, entre otros), el
movimiento intelectual que, según los estudiosos, había surgido
con motivo del homenaje celebrado en Sevilla en 1927 a Luis de
Góngora, en el centenario de su muerte, formado por un grupo
extraordinario de autores que renovaría las letras e influiría
de forma determinante en todas las artes. Alberti reunió entre
1920 y 1924 sus primeros poemas bajo el título “Mar y
Tierra”, que presentó en el Premio Nacional de Literatura
de 1924-1925, y ganó, junto al poeta santanderino Gerardo Diego.
El libro se titularía definitivamente “Marinero en Tierra”.

escuela rural

Al  termino de la guerra civil emprendió un largo exilio, viviendo
primero en Buenos Aires y luego en Roma.
El 27 de abril de  1977 regresó a España: en junio de ese mismo año fue elegido
diputado a Cortes del PCE por la provincia de Cádiz, pero poco
después, en octubre de ese mismo año, renunció al escaño.
Desde su vuelta a España residió en su ciudad natal, el Puerto
de Santa María. En 1989, la Diputación de Cádiz creó en su
ciudad natal la fundación que lleva su nombre, a la que se
trasladó gran parte de su archivo y biblioteca personales.
Contrajo matrimonio en segundas nupcias con María Asunción
Mateo, quien le ha acompañado y representado durante los últimos
años.

escuela

FUENTE: http://amediavoz.com

Sabes tanto de mí, que yo mismo quisiera…

Sabes tanto de mí, que yo mismo quisiera
repetir con tus labios mi propia poesía,
elegir un pasaje de mi vida primera:
un cometa en la playa, peinado por Sofía.

No tengo que esperar ni que decirte espera
a ver en la memoria de la melancolía,
los pinares de Ibiza, la escondida trinchera,
el lento amanecer sin que llegara el día.

Y luego amor, y luego, ver que la vida avanza
plena de abiertos años y plena de colores,
sin final, no cerrada al sol por ningún muro.

Tú sabes bien que en mí no muere la esperanza,
que los años en mí no son hojas, son flores,
que nunca soy pasado, sino siempre futuro.

escuela51cl4

Sixtina

Tú mi vida, esta noche me has borrado
del corazón y hasta del pensamiento,
y tal vez, sin saberlo, me has negado
dándome por perdido ya en el viento.
Más luego, vida, vi cómo llorabas,
entre mis brazos y que me besabas.

rafaelalberti

Soneto

Oh tú mi amor, la de subidos senos
en punta de rubíes levantados
los más firmes, pulidos, deseados,
llenos de luz y de penumbra llenos.

Hermosos, dulces, mágicos, serenos
o en la batalla erguidos, agitados,
o ya en juegos de puro amor besados,
gráciles corzas de dormir morenos.

Oh tú mi amor, el esmerado estilo
de tu gran hermosura que en sigilo
casi muriendo alabo a toda hora.

Oh tú mi amor, yo canto la armonía
de tus perfectos senos la alegría
al ver que se me abren cada aurora.

hist_f09

Te digo adiós, amor, y no estoy triste…

Te digo adiós, amor, y no estoy triste.
Gracias, mi amor, por lo que ya me has dado,
un solo beso lento y prolongado
que se truncó en dolor cuando partiste.

No supiste entender, no comprendiste
que era un amor final, desesperado,
ni intentaste arrancarme de tu lado
cuando con duro corazón me heriste.

Lloré tanto aquel día que no quiero
pensar que el mismo sufrimiento espero
cada vez que en tu vida reaparece

ese amor que al negarlo te ilumina.
Tu luz es él cuando mi luz decrece,
tu solo amor cuando mi amor declina.

slide-1-728

Tirteo

¿Qué tienes, dime, Musa de mis cuarenta años?
-Nostalgias de la tierra, de la mar y del colegio…

Rafael-Alberti

Ven

Ven, mi amor, en la tarde de Aniene
y siéntate conmigo a ver el viento.
Aunque no estés, mi solo pensamiento
es ver contigo el viento que va y viene.

Tú no te vas, porque mi amor te tiene.
Yo no me iré, pues junto a ti me siento
más vida de mi sangre, más tu aliento,
más luz del corazón que me sostiene.

Tú no te irás, mi amor, aunque lo quieras.
Tú no te irás, mi amor, y si te fueras,
aún yéndote, mi amor, jamás te irías.

Es tuya mi canción, en ella estoy.
Y en ese viento que va y viene voy,
y en ese viento siempre me verías.

rayoluz-angoinfo

Vuela la noche antigua de erecciones…

Vuela la noche antigua de erecciones,
Muertas, como las manos, a la aurora.
Un clavel prolongado desmejora,
Hasta empalidecerlos, los limones.

Contra lo oscuro cimbran esquilones,
Y émbolos de una azul desnatadora
Mueven entre la sangre batidora
Un vertido rodar de cangilones.

Cuando el cielo se arranca su armadura
Y en un errante nido de basura
Le grita un ojo al sol recién abierto.

Futuro en las entrañas sueña el trigo,
Llamando al hombre para ser testigo…
Mas ya el hombre a su lado duerme muerto.

RELATED ARTICLES

 

One thought on “RAFAEL ALBERTI MERELLO (EL PUERTO DE SANTA MARÍA)”

  1. El mar. La mar.
    El mar. !Solo la mar!

    ?Por qué me trajiste, padre,
    a la ciudad?

    ?Por qué me desenterraste
    del mar?

    En sueños, la marejada
    me tira del corazón.
    Se lo quisiera llevar.

    Padre, ?por qué me trajiste
    acá?

    2

    Gimiendo por ver el mar,
    un marinerito en tierra
    iza al aire este lamento:

    “!Ay mi blusa marinera!
    Siempre me la inflaba el viento
    al divisar la escollera”.

    3
    Salinero

    …Y ya estarán los esteros
    rezumando azul de mar.
    !Dejadme ser, salineros,
    granito del salinar!

    !Qué bien, a la madrugada,
    correr en las vagonetas,
    llenas de nieve salada,
    hacia las blancas casetas!

    Dejo de ser marinero,
    madre, por ser salinero.

    4
    Llamada

    Zumbó el lamento del mar
    cuando me habló por teléfono.

    Yo, en la llanura. !Qué lejos
    la novia del litoral!

    Saltó del Norte a Levante.
    Dejó un mar por otro mar.

    !El mar de las Baleares!

    5

    Branquias quisiera tener,
    porque me quiero casar.
    Mi novia vive en el mar
    y nunca la puedo ver.

    Madruguera, plantadora,
    allá en los valles salinos.
    !Novia mía, labradora
    de los huertos submarinos!

    !Yo nunca te podré ver
    jardinera en tus jardines
    albos del amanecer!

    6
    Nana

    Mar, aunque soy hijo tuyo,
    quiero decirte: “!Hija mía!
    Y llamarte, al arrullarte:
    Marecita
    -madrecita-,
    !marecita de mi sangre!”

    7
    Con él (1924)

    Zarparé, al alba, del Puerto,
    hacia Palos de Moguer,
    sobre una barca sin remos.

    De noche, solo, !a la mar,
    y con el viento y contigo!
    Con tu barba negra tú,
    yo barbilampiño.

    8
    Pregón submarino

    !Tan bien como yo estaría
    en una huerta del mar,
    contigo, hortelana mía!

    En un carrito tirado
    por un salmón, !qué alegría
    vender bajo el mar salado,
    amor, tu mercadería!

    –!Algas frescas de la mar,
    algas, algas!

    9
    Chinita

    !Contigo, Rafael Arcángel,
    patrón de los caminantes!
    Chinita blanca del río,
    se me ha perdido mi amante.

    Rodando, rodando, al mar.
    !Contigo, Rafael Arcángel!
    !Que la mar nunca te trague,
    chinita de mi cantar!

    Yo no paro de llorar:
    se me ha perdido mi amante
    !Chinita, Rafael Arcángel!

    10
    Cruz de viento

    Nevada, clara de nieve,
    flor de los témpanos, tú,
    sobre una corza marina.

    Norte. Sur.

    Dorada, clara de oro,
    flora de los fuegos, tú,
    sobre un cocodrilo verde.

    Este. Oeste.

    11

    !Sal desnuda y negra, sal,
    que paso por el canal!

    A la salida del golfo,
    boga, negrita, la isla,
    blanca y azul, de la sal.

    !Sal, negrita boreal,
    sal desnuda y negra, sal,
    que salgo yo del canal!

    12
    A Tagore

    !Dejadme pintar de azul
    el mar de todos los atlas!
    Mientras, salúdame tú,
    cantando al alba del agua,
    pájaro en una palmera
    que mire al mar de Bengala.

    13

    !A los islotes del cielo!

    Prepara la barca, niña.
    Yo seré tu batelero.

    ?Marzo?
    ?Abril?
    ?El mes de mayo?
    !Más verde es la mar de enero!

    Prepara tu barca, niña.
    Ya canta tu batelero.

    14
    El mar muerto

    I
    Mañanita fría.
    !Se habrá muerto el mar!

    La nave que yo tenía
    ya no podrá navegar.

    –Mañanita fría,
    ?lo amortajarán?

    –Los pueblos de tu ribera
    -naranjas del mediodía-,
    entre laureles y olivas.

    –Mañanita fría,
    ?quién lo enterrará?

    –Marinero, tres estrellas
    muy dulces: las Tres Marías.

    Ii

    No sabe que ha muerto el mar
    la esquila de los tranvías
    -tirintín- de la ciudad.

    No lo sabe nadie, nadie.
    !Mejor, si nadie lo sabe!

    Ni tú, verde cochecillo,
    que hacia la verdulería
    llevas tu tintinear.

    No lo sabe nadie, nadie.
    !Mejor, si nadie lo sabe!

    Ni tú, joven vaquerillo,
    que llevas tus dos vaquitas
    tan de mañana a ordeñar.

    No lo sabe nadie, nadie.
    !Mejor, si nadie lo sabe!

    15

    !Qué altos
    los balcones de mi casa!
    Pero no se ve la mar.
    !Qué bajos!

    Sube, sube, balcón mío,
    trepa el aire, sin parar:
    sé terraza de la mar,
    sé torreón de navío.

    –?De quién será la bandera
    de esa torre de vigía?
    –!Marineros, es la mía!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s